fbpx
Síguenos en las redes :D

Si deseas poner punto y final al hígado graso trátalo con la fruta adecuada, aquí la mejor solución

Apuntate a nuestra Newsletter

Y no te pierdas ninguna actualización

Una de las enfermedades hepáticas más conocidas por todos por ser bastante común es el hígado graso. Este problema es causado eminentemente por la acumulación de grada excesiva en este órgano, lo que afecta sensiblemente sus funciones y también inflamando las células.

Para su correcto tratamiento es conveniente prosperar nuestra dieta y suprimir de ella los comestibles que contengan mucha grasa.

Además de incluir determinados alimentos que nos ayudan prosperar la condición de nuestro hígado, entre ellos te compartimos una lista de las frutas que necesitas para supervisar este inconveniente.

Acá te dejamos las frutas necesarias para controlar el hígado graso

Tamarindo

Limón

Tomar un vaso de agua mineral con el jugo de un limón es un remedio esencial para tratar el hígado graso, es la fruta perfecta puesto que, además de este tratamiento, suele ser útil para combatir muchas enfermedades. Es desintoxicante y con grandes cantidades de vitamina C y ácido cítrico.

Tamarindo

El tamarindo es un genial depurativo natural que mejora la digestión, nos ayuda a bajar de peso y sus ácidos insaturados nos ayuda con la arterioesclerosis. Tiene grandes propiedades protectoras y aliviantes del hígado, aparte de depurar y suprimir el colesterol

Pera

Es ideal para bajar de peso por ser compuesta principalmente por agua, favorece las funciones intestinales ayudando a suprimir el colesterol gracias a su fibra que, además de esto, evita el estreñimiento. Esta fruta ayuda a resguardar nuestro hígado gracias a sus ácidos orgánicos, de igual forma nos ayuda con los dolores estomacales.

Leer también >>  No dejes que los demás proyecten su negatividad sobre ti

Fresa

Cada vez somos más en nuestro grupo de Auto Coaching PNL en Telegram, "haz click aquí" para unirte y participar en la conversación :D

Son exquisitas y grandes depuratorias del hígado, incluso nos ayuda a desintoxicar nuestro cuerpo. Tiene un sinnúmero de fibra, vitamina C, antioxidantes y, además, ayuda al sistema inmunológico.

Jugo de melón con semillas de lechosa

semillas-lechoza

Este jugo ayuda a reducir las incidencias de las grasas en nuestro hígado permitiendo que cumpla a cabalidad sus funciones. Se prepara de la próxima manera:

Ingredientes:

  • 2 cortadas de melón
  • Un vaso de agua
  • Dos semillas de lechosa

Preparación: Licua todos y cada uno de los ingredientes y listo, debes tomarlo poquito a poco y masticar muy bien las semillas.

Espero que estas frutas te ayuden muy bien con este problema y no dudes en comentar y compartir.

cuarenta y nueve

Si deseas poner punto y final al hígado graso trátalo con la fruta adecuada, aquí la mejor solución
4 (80%) 285 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Cerrar menú