Nunca seas prisionero de tu pasado, sino arquitecto de tu futuro