Síguenos en las redes :D

9 Juegos de relajación para criar pequeños emocionalmente fuertes

Apuntate a nuestra Newsletter

Y no te pierdas ninguna actualización

En una época en la que se emplean las tablets para calmar a los niños, se hace más indispensable si cabe entrenar a nuestros pequeños en técnicas de relajación. Podemos hacerlo por medio de juegos para que, al unísono que desarrollan recursos para la vida, se diviertan.

De esta manera, teniendo en cuenta que vivimos en una sociedad que promueve la prisa, los estímulos rápidos y la gratificación inmediata, es de suma importancia que tengamos a mano recursos que favorezcan un mayor autocontrol.

Por eso, basándonos en esta premisa, en este artículo hemos recopilado algunos juegos que se constituyen como técnicas de relajación para los más pequeños de la familia. Veamos en qué consisten:

1.¡¡A soplar la vela!!

Este juego consiste en aprender a respirar de forma profunda, esto es, cogiendo aire por la nariz, inflando la barriga y expulsando poco a poco el aire mientras soplamos la vela con pretensión de apagarla. Cuando están comprendidas las instrucciones, situamos al niño en una silla a 2 metros de la vela, que se hallará encendida encima de una mesa.

No puede levantarse ni inclinarse, por lo que es esperable que no logre apagarla. Conque lo acercaremos medio metro aproximadamente. Realizaremos acercamientos progresivos hasta el momento en que la apague. De este modo tendremos un rato de juego de unos cinco minutos en el que el pequeño va a adquirir la habilidad de respirar de forma profunda.

2.El juego del globo

La técnica del globo es un juego fantástico que nos ayuda a fomentar la relajación mediante una adecuada respiración. ¿Qué precisamos? Un espacio extenso y globos de colores. ¿Qué debemos hacer? Inflar un globo tanto que explote y también inflar otro globo y dejar que expulse el aire de manera lenta manipulando la boquilla.

Después, les solicitaremos a los niños que cierren sus ojos y se imaginen que se convierten en globos mientras que toman aire. Luego, les pediremos que expulsen el aire lentamente, tal y como si fueran globos.

Tras hacer esto solicitaremos a los pequeños que nos cuenten situaciones en las que se sienten como globos, situaciones en las que no pueden aguantar o bien permitir algo. Entonces, les invitaremoss a que nos señalen cómo lo han resuelto, ofreciendo opciones alternativas si necesitasen ayuda para tomar conciencia de esas situaciones.

Leer también >>  Una infografía nos desvela las rutinas al día de grandes genios de la humanidad

tres.La relajación progresiva

Si bien podemos darles nosotros las instrucciones, en youtube tenemos un vídeo estupendo basado en el texto original de la relajación de Koeppen que narra las instrucciones de relajación con una fabulosa música de fondo cortesía de Salvador Candel. No obstante, cabe decir que las instrucciones también podemos dárselas nosotros, ambientando la situación con música relajante que favorezca un entorno caluroso y tranquilo.

Como nota adicional, cabe decir que para favorecer que generalicen este género de relajación en contextos más “naturales” como el colegio, podemos decirles que si se ponen nerviosos en clase, sujeten la silla mientras están sentados y tensen los brazos y el tronco al mismo tiempo que hacen fuerza con los pies en el suelo.

4.El juego de la semilla

Con música relajante de fondo y luz sutil, simbolizaremos el crecimiento de un árbol. Comenzaremos por ponernos de rodillas en el suelo con la cabeza inclinada y los brazos extendidos cara adelante, como si fuéramos gatitos desperezándose.

Somos una semilla que, al ritmo de la música, va medrando y transformándose en un árbol grande con bellas ramas, que serán nuestros brazos extendidos cara arriba cuando estemos de pie. Este ejercicio es ideal para hacerlo con ellos por la noche, antes de acostarlos.

5.El cuento de la tortuga

Cada vez somos más en nuestro grupo de Auto Coaching PNL en Telegram, "haz click aquí" para unirte Hay muy bien rollo :D

El cuento de la tortuga, desarrollado por Schneider, es magnífico para fomentar habilidades de autocontrol. En el enlace se cuenta la historia de una pequeña tortuga que se enfadaba por todo y explotaba con gran facilidad.

Un día, tras sentirse sola y aislada, se encuentra con una sabia tortuga que le da un truquito para controlarse cuando se enfada: meterse en su caparazón, contar hasta calmarse, frenar sus pensamientos y relajarse.

Este cuento es ideal para contarlo a pequeños entre los 3 y los 7 años. Para favorecer la puesta en práctica de esta habilidad podemos darles una pegatina o un papelito con una tortuga cada vez que efectúen el ejercicio en una situación de tensión. Lo tenemos descargable y listo para imprimir en este enlace.

Leer también >>  Conoce labor de los psicoterapeutas con este bonito corto

6.El frasco de la calma

Llamamos frasco de la calma a un bote en el que metemos agua, silicona líquida para dar densidad al contenido y, por poner un ejemplo, purpurina. Podemos fabricarlo con ellos con una manualidad más y es ideal a fin de que lo contemplen tanto en instantes de tensión como en instantes que podemos llamar “zen”.

Consiste en que lo agiten y observen el movimiento, tras ello les explicaremos que la purpurina es como sus emociones, que se agitan y agitan hasta el momento en que se tranquilizan. Es ideal para promover la reflexividad.

La sola observación de la purpurina moviéndose poco a poco les va a ayudar a concentrarse y relajar su psique tras instantes de gran activación. Os dejamos un link en el que se explica cómo fabricarlo y cómo emplearlo. ¡¡No olvidéis sellar el bote con pegamento extrafuerte para impedir que se abra y se esparza el contenido!!

7.El juego del soplador de bola gigante

Otro recurso más para divertirse y aprender a respirar de forma profunda es el juego del soplador. Consiste en que mantengan durante el mayor tiempo posible la bola en el aire. Divertido, ¿cierto?? La verdad es que este juego les encanta y es muy funcional para favorecer la relajación.

8.Arrugar papeles, aplastar bolas, garabatear

Garabatear, arrugar papeles o bien aplastar bolas blanditas tipo anti-estrés es otro juego maravilloso para asistirles a canalizar sus emociones negativas. Además, al mismo tiempo favorecemos el desarrollo de la motricidad fina, en tanto que les asistimos a fortalecer los músculos de sus pequeñas manos.

9.Pintar mandalas

Pintar mandalas no solo favorece la relajación y la reflexividad, sino la capacidad de concentración y la habilidad creativa. En librerías y en la red de redes encontramos numerosas alternativas adecuadas para ellos que les encantarán.
9.Hasta acá la recopilación de el día de hoy, esperamos que realmente estos juegos y recursos sean de utilidad en la crianza de los más pequeños. No olvidemos que es más simple criar pequeños fuertes que arreglar adultos rotos y que el hecho de que la naturaleza nos confíe la educación de los niños es nuestra mayor responsabilidad.

436

Apuntate a nuestra Newsletter

Y no te pierdas ninguna actualización

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Cerrar menú