fbpx
Síguenos en las redes :D

Hola, soy la ansiedad y vengo a ayudarte

Apuntate a nuestra Newsletter

Y no te pierdas ninguna actualización

¡Hola!

Soy la ansiedad, no te asustes… vengo en son de paz, a propósito, ¿por qué te amedrentas tanto ante mi presencia?

suspense-dos

Digo, sé que te sientes horrible toda vez que aparezco, que te desesperas y quisieras mandarme a volar, sé que si pudieras… me matarías, sobre todo por el hecho de que crees que yo soy la que te quiere matar o bien hacer daño, mas créeme, si no te he matado, no lo haré.

No estoy acá para hacerte daño, mucho menos para volverte desquiciado, creo que ya te lo he probado cada vez que llego a tu cuerpo, hago un relajo y te asusto, mas al final del día… no te he matado, no te has vuelto loco.

Si pudiera, lo haría, pero esa no es mi idea.

Cargando... Un momento por favor...

La verdad es que aparezco y te hago sentir todo eso por el hecho de que no había conseguido hallar otra forma de hacerme percibir por ti, estabas tan ocupado tratando de ser triunfante, productivo y de probarle a el resto que eres digno de ser amado… que no escuchabas mis pequeñas señales.

¿Recuerdas esa vez que te dio un cefalea? ¿O bien cuando tuviste insomnio por más de dos horas? ¿O qué tal esa vez que sin aparente razón te soltaste a llorar?

Bueno, puesto que todas y cada una esas veces era yo tratando de que me escuchases, mas no lo hiciste, proseguiste con tu ritmo de vida, proseguiste con tus forma de pensar… Entonces procuré algo más fuerte, hice que te tremiera el ojo, que se te tapasen los oídos y que te sudaran las manos… pero tampoco me quisiste escuchar.

Si bien acá entre nos, los dos sabemos que sentías mi presencia, es por eso que cuando te quedabas tranquilo… o era instante de estar sólo contigo mismo, en soledad… te empezabas a poner inquieto, tal y como si algo te impidiera quedarte quieto.

Te desesperabas, pues “no entendías” con tu psique racional lo que estaba pasando, y claro, con tu psique racional no me ibas a comprender.

De esta forma es que por eso me he rendido y decidí escribirte.

Y te felicito si estás leyendo lo que te digo, por el hecho de que significa que ya tienes el valor de escucharme, y créeme, nadie mejor que yo sabe de tu gran habilidad para evitarme y salir corriendo, huyendo de mí como escaparías del monstruo en el bosque obscuro.

Como esas veces que me evitas y te distraes embobándote horas con la T.V., viviendo las vidas de otras personas que ni conoces para no enfrentar que la tuya no te gusta.

ver-tv-televisión

O qué tal, de esas veces que con un par de copas conseguías adormir tus nervios y también inquietud; y ni qué decir de esas otras substancias que alén de adormecerte, te escapan de esta realidad que no deseas enfrentar.

Leer también >>  Tres ingredientes naturales para dormir toda la noche

Pero bueno, espero que ahora estés listo y lista para enfrentar tu realidad y escucharme al fin. Espero que estés listo y lista para enfrentar la verdad de tu vida y de ti mismo como es, sin máscaras, sin atajos… sin pretensiones. De esta manera es que acá te van las cosas como son.

Lo único que llevo tratándote de decir todo este tiempo, es que… ya es tiempo de evolucionar, necesitas hacerlo, no hay de otra.

Necesitas crear cambios muy profundos en ti, puesto que por alguna razón, en realidad no estás gozando de tu vida y no te sientes pleno. De ahí que yo estoy acá, para asistirte a recobrar esa plenitud que vive dentro de ti, y para lograrlo, deberás deshacerte de lo que te impide contactarla.

Estoy acá para ayudarte a ver exactamente qué te impide contactar con tu sentido de vida, con tu pasión por vivir, con tu alegría y con tu auténtico ser que es tu esencia. Toda vez que yo aparezca en tu vida, va a ser por el hecho de que mismo no te has dado cuenta que no estás siendo pleno y feliz, de esta forma es que si vuelvo a aparecer, no te asustes… mejor agradéceme que llegué y escúchame.

Cada vez somos más en nuestro grupo de Auto Coaching PNL en Telegram, "haz click aquí" para unirte y participar en la conversación :D

Y si realmente me escuchas, no vas a tardar en hacer los cambios que precisas hacer en tu vida, los harás inmediatamente, claro, eso si verdaderamente quieres sentirte bien de nuevo, todo depende de qué tanto desees. Y sé que sí deseas, pero al unísono sé que deseas proseguir en tu confort y en tu comodidad por vivir con “lo conocido”, si bien eso conocido te haga daño.

Prefieres seguir buscando la aprobación y aceptación de los demás, haciendo hasta lo imposible por llamar su atención; buscando seguridad en otras personas menos en ti; prefieres que los demás sean responsables de ti que mismo, y claro, te entiendo, todos quisiéramos retornar a la panza de nuestra mamá y despreocuparnos de todo.

Pero… te tengo una nueva, únicamente entrando a un temazcal vas a poder acercarte a esa experiencia. Mientras que tanto… precisas aceptar que eres responsable de ti y que únicamente me vas a poder oír, y en el momento en que me escuches y yo vea que ya me hiciste caso, créeme que me iré. Solamente tú puedes hacer que me vaya.

Y eso es algo muy importante que te quiero decir, de verdad me voy a ir en cuanto vea que estás haciendo esos cambios en tu vida, cuando vea que estás de camino a tu evolución y que estás presto a crecer y recobrarte a ti mismo. Mientras no lo hagas… acá seguiré.

Como conclusión, si hoy estoy acá, es pues me necesitas.

Precisas de mi para modificar tu manera de interpretar tu realidad, la cual déjame decirte que está un poco distorsionada. Necesitas deshacerte de creencias que no te ayudan y que nada más te limitan; necesitas perdonar todo ese enojo que guardas a tus seres queridos y recuperar tu libertad interior.

Leer también >>  La diferencia entre estimar y querer que enseña El principito

Y sobre todo, precisas de mí para hacer lo que te gusta de la vida, para ser mismo, y perder el temor al rechazo o abandono de los demás.

Necesitas de mí para ponerle límites a quienes te lastiman; a fin de que te agarres de valor y aprendas a decir que“no”; para que dejes de limosnear amor con quien no te merece; para que dejes de depender de la existencia de tu pareja para ser feliz; a fin de que de una vez por todas… ¡cuides tu cuerpo!

¿De qué otra manera le habrías puesto atención a tu cuerpo? Digo, probablemente de muchas formas, mas esta está marchando. Precisas darle el comestible que necesita, dejar de criticar tu físico y darle las gracias por lo que te da; haz que sude y que se mueva, ten tus hormonas al día y duerme las horas que precisas.

¿Por qué razón te explotas? ¿Por qué razón te exiges tanto? No comprendo porqué lo haces… si lo tienes todo, lo eres todo, tienes toda la capacidad que necesitas para crear tu realidad, mas te tratas como tu propio esclavo, eres demasiado severo contigo mismo… y estoy acá para pedirte que sencillamente dejes de hacerlo.

De esta manera es que ya sabes… si realmente quieres que me vaya, toma el timón de ti, pregúntate qué has hecho que te ha sacado de tu equilibrio interior. Pregúntate verdaderamente de qué forma deseas vivir y lucha por esa vida, es tu vida, y solamente tú puedes decidir sobre ella… si a los demás no les parece, es por el hecho de que los estás desafiando y tarde que temprano te seguirán, y si no… van a tener otra ocasión, dales chance.

El único control que puedes tomar es el de ti mismo, mas para recobrarlo, deberás admitir que lo has perdido, y que dejes que me exprese, que salga a decirte con todos esossíntomas tan terribles que me inventé para decirte algo muy claro, pero si me refrenas y te distraes cada vez que llego… no podré hablarte y voy a venir más fuerte.

Así es que la próxima vez que me sientas llegar, haz un alto, cierra los ojos… déjate sentir todo lo que te digo, apaga tu psique racional por un momento, déjate llevar… y entiéndeme. Después, empieza el cambio en tu vida con acciones claras y concretas, y en menos de que te des cuenta, me iré.

Espero no tener que llegar muchas veces más en tu vida, pero si lo hago… recuerda que no deseo lastimarte, deseo asistirte a que recobres tu propio camino de evolución, el camino que si lo tomas, te hará mucho muy feliz.

Y ya para finiquitar, ojalá que puedas verme como lo que soy: tu esencia.

Soy tú mismo gritándote con desesperación que me escuches por favor. Así es que hola, soy , hablándote desde el fondo de tu corazón, agobiado tocándolo para que me pongas atención, lo que sientes no es taquicardia, soy yo, tu esencia, que desea salir de ahí.

Con cariño, tu esencia disfrazada de ansiedad.

ochenta y seis

Hola, soy la ansiedad y vengo a ayudarte
4 (80.05%) 409 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Cerrar menú