fbpx
Síguenos en las redes :D

¿De qué forma el mar puede cambiar tu cerebro?

Apuntate a nuestra Newsletter

Y no te pierdas ninguna actualización

¿Alguna vez has sentido una paz increíble mientras que andabas a lo largo del mar, o quizá de súbito has notado que tienes más energía y que tu estado de ánimo ha mejorado? Lo cierto es que la mayor parte de las personas experimenta una agradable sensación de calma, relajación y bienestar cuando está cerca del agua. ¿Por qué? Los neurocientíficos piensan que la explicación radica en nuestro cerebro.

El mar ejerce un efecto fantástico sobre nuestra psique

Básicamente, el efecto relajante del mar se debe a que le da una suerte de vacaciones a nuestro cerebro de la sobreestimulación a la que nos exponemos continuamente. En verdad, vivimos en un entorno sobrecargado de estímulos, estos nos bombardean provocando una sobrestimulación que acaba pasándonos factura en tanto que produce un estado de tensión incesante que nos impide relajarnos.

Sin embargo, ver el mar y percibir el sonido de las olas nos deja desconectarnos de ese entorno anárquico, es como si crease una burbuja a nuestro alrededor. En verdad, el movimiento del mar y su inmensidad tienen un efecto casi hipnótico, el que genera esa sensación de calma y bienestar que nos deja recargar energía.

– Induce un estado meditativo

El sonido de las olas del mar estimula un estado meditativo y potencia una actitud mindulness. De hecho, no es casualidad que este sonido se utilice frecuentemente en las sesiones de relajación pues se ha probado que genera cambios en las ondas cerebrales. Particularmente, promueve las ondas alfa, las que se han vinculado con un estado de atención sin esfuerzo. Estas ondas aparecen cuando estamos sosegados y relajados mas también tan concentrados que todo a nuestro alrededor desaparece, incluso el tiempo. Curiosamente, estas ondas asimismo promueven un estado de claridad mental y estimulan el pensamiento creativo.

Leer también >>  La distancia significa más que estar lejos

– Estimula la creatividad

Cargando... Un momento por favor...

Cuando estamos cerca del mar, nuestro cerebro cambia su modo de funcionamiento, pasa del modo “ocupado” al modo “relajado”. Lo interesante es que en este modo se activa la red neural por defecto, que es precisamente la que se ha vinculado con el insight y la aparición de las ideas más originales y creativas. Lo que pasa es que el mar nos deja dejar a un lado nuestras preocupaciones y hace que la zona prefontral de nuestro cerebro ceda el control, dejando que fluya libremente la inventiva. En este estado nos mostramos más abiertos a las experiencias y somos menos críticos.

– Produce un poderoso estado de sorprendo y admiración

Cada vez somos más en nuestro grupo de Auto Coaching PNL en Telegram, "haz click aquí" para unirte y participar en la conversación :D

No hay nada como contemplar la inmensidad del mar para experimentar esa sensación mezcla de sorprendo y admiración frente a la inmensidad. En este sentido, psicólogos de la universidades de Stanford y Minnesota han descubierto que esta experiencia puede potenciar una profunda sensación de bienestar. Este tipo de experiencias “expansivas” nos obligan a mudar nuestro esquema mental para poder procesar lo que estamos viviendo, de forma que se genera un cambio radical en nuestra manera de pensar e incluso influye en la toma de decisiones, haciendo que pensemos más en el resto y seamos más espléndidos. También se ha demostrado que esas experiencias alteran nuestra percepción del tiempo, tal y como si estuviéramos inmersos, literalmente, en una gran burbuja.

– Mejora el desempeño cognitivo

Leer también >>  15 maneras de llenar tu hogar con buena energía y vibraciones

El entorno en el que nos desenvolvemos está cargado de iones, tanto negativos como positivos. Se ha descubierto que los iones positivos, como los que emiten la mayoría de los equipos electrónicos, drenan nuestra energía. Al contrario, los iones negativos, que son comunes en el mar, producen un estado de activación. En verdad, una investigación realizado en el Mount Carmel College de la ciudad de Bangalore desveló que los iones negativos tienen un efecto positivo en nuestro desempeño cognitivo. Estos sicólogos sometieron a los participantes a diferentes test de memoria, atención y toma de resoluciones y apreciaron que su desempeño disminuía cuando la atmosfera estaba cargada de iones positivos y aumentaba cuando habían más iones negativos. Otro estudio realizado en la Universidad de California desveló que los iones negativos también estimulan la producción de serotonina en el cerebro, lo que contribuye a que nos sintamos más relajados y al unísono llenos de energía.

Fuentes:

Rudd, M. et. Al. (2012) Awe Expands People’s Perception of Time, Alters Decision Making, and Enhances Well-Being. Psychological Science; 23(10): 1130-mil ciento treinta y seis.

Baron, R. A. (1987) Effects of negative ions on cognitive performance. Journal of Applied Psychology; 72(1): ciento treinta y uno-ciento treinta y siete.

Diamond, M.C. et Al. (1980) Environmental influence on serotonin and cyclic nucleotides in rat cerebral cortex. Science; 210: 652-seiscientos cincuenta y cuatro.

¿De qué forma el mar puede cambiar tu cerebro?
5 (100%) 438 votos

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Cerrar menú