Síguenos en las redes :D

De qué forma captar la energía sanadora de los árboles

Apuntate a nuestra Newsletter

Y no te pierdas ninguna actualización

Cuando caminamos entre los árboles en un parque o bien un bosque, podemos llegar a sentir la energía que desprenden. Los celtas creían que cada árbol tenía un espíritu sabio y que sus semblantes podían verse en la corteza de sus leños y sus voces escucharse en el sonido de las hojas moviéndose con el viento.

Los árboles nos asisten a establecer contacto con el poder de la naturaleza, nos dan herramientas para curarnos, relajarnos, robustecernos, cargarnos de energía vital y son portadores de los mensajes de la madre Tierra.

Existen poco a poco más personas que han comprobado los beneficios de abrazar los árboles. Del revés que con las personas que al abrazarlas podemos notar pérdidas de energía debido a factores sensibles, con un árbol siempre y en todo momento notaremos que nos carga, jamás que nos descarga.

No olvidemos que todo ser vivo es energía, y de la misma manera que nosotros, los árboles tienen la suya propia, en muchas ocasiones entramos en sintonía y sentimos como fluye expresando nuestra sensación de bienestar, tranquilidad, serenidad, etc. Desde aquí deseamos compartir la energía que te aporta cada árbol concretamente, porque cada uno de ellos tiene una característica, determinada por su especie, velocidad de crecimiento, entorno.
¿CÓMO CAPTAR LA ENERGÍA DE LOS ÁRBOLES?
La energía que emanan los árboles, como la nuestra, es invisible al ojo físico, es lo que llamamos el aura, muy observable sensitivamente.
El árbol como las personas está emitiendo vibraciones energéticas continuamente y son perfectamente digeribles por el humano, se pueden absorber y podemos favorecernos de sus efectos.

Existen 2 formas esenciales de captarla:

Leer también >>  4 Hierbas que resguardan del alzheimer, depresión y ansiedad

* A TRAVÉS DE LA EMANACIÓN ÁURICA DEL ÁRBOL
Su extensión es más o menos grande según las peculiaridades de cada árbol y su situación ambiental. Bastará penetrar en su radio de acción. Este género de energía se absorbe con el mero hecho de pasear por un bosque, de manera consciente podemos acrecentar su captación regulando nuestra respiración a un ritmo apacible y algo profundo.

En la práctica, esto lo podemos hacer:

1. Anda entre los árboles y escoge alguno que te llame la atención.

dos. Acércate a él, obsérvalo y capta su energía, no trates de examinarlo mentalmente o bien de establecer un vínculo sensible. Solo nota su tono vibratorio.

Cada vez somos más en nuestro grupo de Auto Coaching PNL en Telegram, "haz click aquí" para unirte y participar en la conversación :D

3. Tócalo al tiempo que cierras los ojos, con tu mano izquierda. Reconoce su fuerza y su influencia en el entorno. Observa si es un árbol solitario o bien un pastor de árboles que tiene repercusión sobre el colectivo. Capta si su energía es curativa, o bien si es protectora y cariñosa, o si es sabia, o si es impresionante en todo ese territorio o bien de cualquier otro tipo. Acepta esa energía sin más ni más y pregúntate si deseas recargarte a ti mismo con esa fuerza.

4. Establece contacto con la energía del árbol mediante tu corazón energético. Vacía tu estruendos interno, fluye en el amor y escucha al árbol. Capta su espíritu. Preséntate con tu nombre y entra en un espacio donde la comunicación es energética y no sonora. Puedes solicitar consejo sobre cualquier situación que necesites, cargarte de energía, relajarte o bien admitir su sabiduría.

5. Escucha la en tu corazón, da las gracias, levántate y despídete poniendo tu mano derecha sobre su tronco.
* EN CONTACTO DIRECTO CON EL ÁRBOL
Empleando las manos:
A través de ellas podemos efectuar una captación más consciente, son una zona altamente sensible a la emisión y captación vibrátil en tanto que en la palma existen múltiples puntos de entrada y salida de energía. La posición más recomendable es la de continuar las fisuras o fisuras de la corteza en el sentido que las presenta el árbol.

Leer también >>  No te necesito, te prefiero

Usando la espalda:
La parte central de la espalda, recorriendo la columna vertebral, se halla el canal energético primordial del cuerpo. Apoyando esta zona en el tronco del árbol absorberemos la energía que emana.

Desde la antigüedad ya se sabe que cada árbol cobija un espíritu que le confiere una fuerza determinada, una energía que le da un poder genuino y exclusivo, según a la clase que pertenezca.

A veces podemos buscar la fuerza del árbol para atenuar el dolor de una enfermedad, para superar las preocupaciones o bien simplemente para conseguir lograr nuestro propio equilibrio. Este intercambio energético no afecta de forma negativa al árbol, ya que este las transmite a la Madre Tierra y esta las transmuta absolutamente.

En las técnicas orientales, como el chi-kung, hay una postura que tiene por nombre “abrazar el árbol” . Esta posición estática alinea todos y cada uno de los huesos del modo más eficaz posible.
Budha se iluminó bajo una higuera. Jesús estuvo en el monte de los olivos. A los cátaros les gustaban las acacias. Los Druidas preferían la fuerza masculina del roble para emplear su sabiduría. Los jóvenes enamorados buscaban el tilo para confiar sus intimidades cariñosas porque representaba el vigor de Venus. De cualquier modo existen diferentes clases de árboles y es un ejercicio interesante conocer las diferentes energías que fluyen a través de ellos.

Fuente: http://barcelonaalternativa.es

angelescastell

De qué forma captar la energía sanadora de los árboles
4 (80.07%) 305 voto[s]

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.
Cerrar menú