fbpx
Síguenos en las redes :D

Cría hijos sin límites y te «van a sacar los ojos». La gran importancia de un «NO» a tiempo

Nadie dijo que criar un hijo iba a ser labor simple. Puede aun, no sólo no ser simple, sino más bien ser extremadamente bastante difícil y agotador. Una de las primordiales razones para ello es la falta de imponer límites a tus pequeños.

La propia palabra “limites” puede llegar a entenderse como algo negativo, como una forma de dominación sobre los pequeños. La realidad es que con ellos estamos guiando a nuestros hijos por el buen camino y facilitando su desarrollo y crecimiento personal, no es sino enseñarles.

Ahora bien, ¿qué ocurre si no aplicamos límites?

Lo más obvio es crear una ofensa a tu autoridad y figura como padre, lo que a la par lleva consigo el que los pequeños sean manipuladores, impertinentes, poco colaborativos, beligerantes, no sepan controlarse, no puedan permitir la frustración, entre otras.

¿De qué forma aplicar los límites?

Absolutamente nadie nace sabiendo enseñar o criar a un hijo, y el simple hecho de ser padre no te convierte en automático en un educador de excelencia; de ahí que que a continuación presentamos ciertos tips fáciles para lograr imponer límites a los niños.

1. Se objetivo.

Marca las reglas de manera más específica. En vez de decir “pórtate bien” dile precisamente qué deseas que haga con oraciones cortas y órdenes precisas como: “Habla bajito en la biblioteca” o bien “Toma mi mano para cruzar la calle”.

Leer también >>  Afirmaciones Positivas para conseguir tus metas

dos. Da opciones.

Dales la libertad de decidir de qué forma obedecer tus órdenes. Por poner un ejemplo, en el momento de vestirse diles “¿Quieres elegir tu ropa o lo hago yo”. De esta forma haces que el niño sienta que tiene el control mas acaba haciendo lo que queremos.

3. Se firme

No significa gritar cuando no obedece, pero habla con voz firme y un rostro serio. Por otro lado, ser firme significa asimismo que las reglas esenciales no están a discusión, si la hora de dormir es a las veinte horas procura que todos los días sea igual.

4. Acentúa lo positivo.

Al decir “No” el pequeño sabe que no debe hacer lo que está haciendo mas no comprende cuál es la forma correcta de portarse. Por servirnos de un ejemplo, en vez de decirle “No chilles en la biblioteca”, dile “Habla bajo en la biblioteca”, o en lugar de “No corras” di “Camina despacio”; de este modo será más fácil para él comprender qué deseas.

Cada vez somos más en nuestro grupo de Auto Coaching PNL en Telegram, "haz click aquí" para unirte Hay muy bien rollo :D

5. Explica el por qué.

Cuando un pequeño comprende las razones de continuar una orden se siente más seguro y es más simple que obedezca. No des explicaciones largas y complicadas, sino más bien cortas y fáciles como: “No muerdas a los demás, les vas a hacer daño”. Y por si acaso lo estabas pensando, no, “¡pues soy tu madre!” NO es una buena razón.

6. Desaprueba la conducta, no a tu hijo.

No se trata de mostrar rechazo hacia ellos; ya antes de decir “Eres malo”, di “Eso que haces está mal”.

Leer también >>  El amor en las personas introvertidas

7. Controla tus emociones.

Cuando estamos muy enojados somos más propensos a ser verbal y físicamente abusivos con los pequeños. Cuenta hasta diez, cálmate, y entonces sí enfrenta la situación.

Recuerda, no cedas a las rabietas y caprichos de tu hijo porque al final será él quien mande y decida en la casa, y no ustedes como padres. Se paciente, y vas a ver que con cariño, reglas claras y un caso cariñoso lograrás criar a un hijo bien portado, seguro de si mismo y auto suficiente.

466

Por favor, apóyanos compartiendo en tus redes sociales.

Deja un comentario

Cerrar menú