Leer también >>  La paciencia es un árbol de raíz amarga pero de frutos muy dulces
Categorías: Filosofia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *