Si en verdad la amas, no la destruyas, comparte para que más hombres lo lean

Se que la amas, si no lo
hicieras, no estarías con ella. Pero se que eres humano y tienes emociones
variables, es probable que la ames de formas incorrectas.

Una relación feliz y
saludable puede transformarse en una destructiva si no la tratas como merece
ser tratada.

Sin embargo, espero que
trates de amarla adecuadamente. Espero que seas consciente de tu amor por ella.
Espero que sepas que esa consciencia es lo que mantendrá fuerte tú relación.
Quiero que recuerdes como
lucía la primera vez que la viste. Ella era todo lo que habías deseado. Pero en
su belleza, su naturaleza, su sentido del humor o su independencia, hay algo en
ella que no has encontrado en nadie más.
Lo que más te sorprendió fue
su entereza.

Si la amas, mantenla de esa
forma: Manten su belleza, su bravura; mantenla completa.


Aunque ella es artífice de
su propio destino, deseo que entiendas que juegas un papel muy importante en su
vida. Cómo la tratas determina cómo se ve a sí misma, puedes hacerla brillar o
hacer que se pierda. Ella es una estatua en tus manos y sólo espera ser tratada
con cuidado.

Si la amas, no la destruyas.

Ella ha sido destruida con
anterioridad, otra destrucción no es lo que está buscando. Si ella está
contigo, debes saber que ha vencido sus miedos e inseguridades para estar
contigo; ha superado su pasado y ha decidido darle otra oportunidad al amor, te
ha entregado su corazón.

 

No la dejes caer.

La destruyes en el momento
que piensas conocerla. No es un libro que terminarás tarde o temprano. Ella es
algo aún por descubrir, así que vive cada día como si fuera la primera vez que
la ves.
Debes estar siempre
presente. Nada la destruiría más que tu ausencia emocional. Puedes sentarte
junto a ella todo el día y aún así no estar ahí, o puedes estar muy lejos y
completamente ahí a la vez.

Estimula sus pensamientos,
sus emociones, su ser. Navega en su alma como si lo hicieras en el inmenso
océano.

La destruirás si ella alguna
vez siente que la necesitas más que la quieres.
Destruirás cada centímetro de
su ser si sólo la amas cuando la soledad te inunda. Porque ella busca tu amor
en todo momento, no sólo cuando tus inseguridades y miedos te ataquen.
Se que tus propios
sufrimientos pueden haberte destruido, pero no la ames sólo para que lleve toda
tú carga emocional.
No la ames si solo la quieres para que te arregle, debes
saber que ella lo hará sin que te des cuenta.
Su amor y existencia sanarán
cada parte de ti. Pero si estás con ella sólo para llenar el vacío de tu propia
alma ella se dará cuenta, y la destruirás.
Y recuerda, ella tampoco
desea ser reparada.
Quizá se abrió contigo y te contó del dolor de su pasado;
quizá sabes el número exacto de piezas en que alguna vez se rompió, pero ella
no te lo dijo para que la armaras de nuevo, sólo lo hizo para que sepas que fue
capaz de soportarlo y cómo eso la llevó a ser quien es hoy.
Quiere que sepas que la
forma en que la trates, con amor, entendimiento y paciencia, es lo que importa.
No la trates como si
estuviera rota, está completa con todas sus piezas, aún cuando esté llena de
cicatrices y marcas, abrázalas con ella, no le agregues más.
Haz que vea el
porqué de haber pasado por relaciones destructivas, haz que vea que ya pasó lo
“peor” y de esa forma apreciará lo “mejor” que eres tú.
Si la amas, hazlo con todos
sus defectos e inseguridades; es tan imperfecta como tú y solo espera compartir
esa imperfección contigo.
Ella quiere desnudar su alma frente a ti y ser ella
misma.
Ella quiere ser la misma
frente a ti que frente a su espejo, loca, salvaje y libre. Sino estás listo
para aceptar quién es, la destruirás.
Si la amas, hazla más
fuerte, que ella hará lo mismo contigo. Cualquier esfuerzo que tú hagas, ella
lo hará al doble.
Si tú le muestras la luna,
ella te mostrará la galaxia entera.
Si la llevas a un lago, ella
te presentará el océano.
Si la tratas bien, ella te
amará aún más.
Si la amas bien, nunca te
olvidará.

 

Comparte este hermoso pensamiento
con tus seres queridos y y no olvides seguir a nuestra página.

 

Leer también >>  Eliminemos la dependencia emocional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *