¿Has pensado alguna vez que no te valoras lo suficiente?

Si no te valoras lo suficiente, tal vez sea porque no conoces las consecuencias negativas de este ejercicio de injusticia, en el que tú mismo eres tasador y parte. Esta situación puede ser terrible, pues como dice sabiamente Laura Restrepo, “nunca se debe subestimar la fidelidad que cada quien le guarda a sus viejos dolores”.

Recuerda que las consecuencias de minusvalorarse no solo las pagas tú. Toda la gente que hay a tu alrededor, comenzando por tus hijos, pareja, familiares, amigos y compañeros, sufrirán tu falta de autoestima. Así, el hecho de que no te valores lo suficiente hará que en un espejo te contemples como alguien pequeño, cuando en realidad cuentas con unas capacidades que directamente ignoras.

Cómo saber si te valoras lo suficiente

Es complicado tener una imagen realista de nuestras propias capacidades, al mismo tiempo que es difícil poner un límite que separe a aquellos retos que podemos alcanzar con esfuerzo de aquellos retos que se encuentran fuera de nuestras posibilidades. A veces fracasamos y a veces acertamos, algo que condiciona mucho como nos sentimos en el presente y que a menudo nos hace perder la perspectiva de nuestro verdadero valor.

Mujer triste sentada en el suelo

Cuando no te valoras lo suficiente, sueles adquirir una serie de automatismos que te delatan. Evaluar si están presentes en tu vida o no te puede dar una visión realista de cómo te valoras y cómo de justo es tu ejercicio de tasación contigo mismo. Vamos con ellos de la mano del psicólogo social Xavier Molina, que nos guiará por estos procelosos mares!

Automatismos que indican que no te valoras lo suficeinte

Exceso de modestia

Una clave en aquellas personas que se subestiman es su exceso de modestia. ¿Significa esto que es malo ser humilde? No, quiere decir que las connotaciones negativas aparecen al excederse. Este hecho señala a una persona como insegura.

¿Qué puedes hacer si te encuentras en este grupo? Acepta los halagos. Si alguien te elogia, siente que mereces ese trato, pues así es. Si bien la humildad es una maravillosa virtud, en exceso puede ser un problema de autoestima, así que deja que te agasajen si lo mereces.

Valoración excesiva de opiniones ajenas

No hay que olvidar que todo el mundo opina de todo. Pero en muchas ocasiones, dichas opiniones no surgen de un riguroso proceso de pensamiento y análisis. Eso no quiere decir que no puedan doler o ser fiables, pero hemos de saber que tampoco merecen siempre una valoración excesiva.

Si lo que sea que opine otra persona es demasiado importante para nosotros, tal vez nos subestimamos. La gente insegura valora en exceso cualquier opinión ajena. Así que no debemos sentirnos vulnerados por lo que digan otros. Tampoco sus comentarios son más válidos que los tuyos.

Mujer siendo criticada

Antepones el bienestar de los demás al tuyo propio

No es malo pensar en el bienestar de los demás. Anteponerlo al propio puede ser una actitud valorable y altruista. Hacerlo constantemente es un claro síntoma de subestimación. ¿Por qué crees que la felicidad de otros es más importante que la tuya?

¿En serio piensas que hacer feliz a los demás a costa de tu propia felicidad tiene sentido? Si tú no eres una persona plena, ¿cómo puedes lograr que los demás lo sean? No sabes lo que es sentirse bien porque no lo sientes, por lo que solo puedes transmitir infelicidad e insatisfacción. Si la otra persona no te quiere ver bien, tal vez te tengas que replantear la relación.

>> ¿¿Conoces nuestra App de PNL?? Con ella podrás trabajar y mejorar cualquier aspecto de tu vida con todas nuestras Afirmaciones Positivas #descúbrela #esFree Pincha Aquí <<

Te sientes blanco de burlas

Una persona que se subestima y que es insegura se sentirá siempre el blanco de las burlas de los demás. Cualquier comentario, mirada o gesto puede ser malinterpretado, provocando ansiedad.

Pero no creas que todo el mundo que hay a tu alrededor está pensando en ti. A una persona segura, estas actitudes, de existir, pues a veces son imaginarias, no le importan. No debemos estar pendientes de gustar a los demás, sino a nosotros mismos.

Dudas de tus capacidades

Si eres de los que piensan que no puede hacer algo, es porque no lo puede hacer. Tu pensamiento es tu principal enemigo, es decir, tú mismo. No eres consciente de las muchas posibilidades y capacidades que en realidad tienes.

Chica sentada con expresión triste

No seas derrotista. Tienes capacidades y posibilidades enormes y puedes con lo que te propongas. Eso sí, trata de plantar los pies en el suelo. Podrías levantar tu propia empresa, por ejemplo, pero no hacer que los caballos vuelen. Siempre dentro del realismo, sé consciente de lo mucho que puedes lograr si te lo propones.

Evitas salir de la zona de confort

La zona de confort es realmente cómoda. En una existencia gris, rutinaria y repetitiva, muchas personas se sienten seguras. Evitan salir de ahí a toda costa por miedo a lo que pueda suceder. Siempre piensan en negativo, creyendo que cualquier cambio será a peor.

Eso es clara falta de autoestima. Si entramos en bucle en la zona de confort y nos convencemos de que es lo mejor, acabaremos creyendo que así es. Pero hay caminos para valorarnos más y atrevernos a emprender aventuras más allá de la comodidad de lo malo por conocido.

Así que ya sabes, si no te valoras lo suficiente, estás perdiendo un buen número de oportunidades. La seguridad y la realización personal deberían ser nuestras metas. Solo desde ellas podremos ser felices y hacer felices a los demás.

Nunca subestimes tus palabras

Nunca subestimes tus palabras

Las palabras son poderosas y por eso nunca debes subestimarlas. ¿Sabías que ellas pueden destruir tu autoestima en segundos? No te las dediques a… Ver más »

La entrada ¿Has pensado alguna vez que no te valoras lo suficiente? aparece primero en La Mente es Maravillosa.

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...
Síguenos por la red social que más te guste :)

Send this to friend