¿Padeces fibromialgia? Entonces cuida tu desayuno con estas 5 claves sencillas

En los últimos años, y gracias al avance en las técnicas de neuroimagen se han podido descubrir muchos aspectos de la fibromialgia.

Se sabe, por ejemplo, que existe cierta disfunción patológica de las respuestas cerebrales del sistema nociceptivo.

Esto explica el hecho de que determinados estímulos puedan llegar a ser dolorosos, y de que existan ciertos puntos del cuerpo donde se concentre una mayor sobrecarga de dolor.

Asimismo, se sabe también que las personas que sufren fibromialgia tienen una mayor proporción de fibras pequeñas tipo C (relacionadas con la neuropatía del dolor)  y menos fibras neurovegetativas alrededor de los pequeños vasos sanguíneos.

Todo ello hace, sin duda, que entendamos cada vez mejor esta enfermedad que nada tiene que ver con el estado de ánimo o con cualquier trastorno psicológico.

Estamos ante una condición que requiere por encima de todo ajustar nuestros hábitos de vida, estar en contacto con los especialistas, cuidar de los desencadenantes y, a su vez, atender la alimentación.

Por ejemplo, evitar los alimentos que cursan con la inflamación ayudaría a estos pacientes a controlar parte de esos detonantes asociados al dolor.

A su vez, es importante que la persona elija bien los nutrientes.

Debe optar por aquellos que más pueden ayudarle a combatir el sufrimiento y a cuidar de esos vasos sanguíneos que, muchas veces, desencadenan gran parte de ese dolor desgastante e incapacitante.

Por nuestra parte, te proponemos lo siguiente: que cuides de tus desayunos para poder empezar tu jornada del mejor modo posible.

1. Naranja con miel y canela

desayuno medicinal con naranja y miel

Delicioso, natural y magnífico para toda persona que sufra fibromialgia. Consumir cítricos de forma regular a lo largo de la semana puede reducir de forma apreciable la sintomatología de esta enfermedad.

  • Ese dolor que los atenaza casi como una “tela de araña” por todo el cuerpo encuentra en la vitamina C un alivio gracias a su acción antiinflamatoria.
  • A su vez, algo tan sencillo como combinar una naranja con un poco de miel y canela completa una opción para que nuestro desayuno sea aún más saludable y terapéutico.
  • ¿La razón? La miel y la canela son también antiinflamatorias y, a su vez, aportan a la persona una gran energía para poder empezar el día del mejor modo.

Recuerda  que siempre será mejor comer la fruta entera. Basta con cortar la naranja a gajos y dejar caer una cucharada de miel con un poco de canela. Te encantará.

Descubre 6 trucos para fortalecer tu sistema nervioso

2. Aguacate con frutos rojos

batidos matinales aguacate y fresas

Los aguacates nos aportan ese tipo de grasa saludable tan esencial para todos nosotros y también para los pacientes que sufran fibromialgia.

  • La vitamina E contenida en el aguacate nos permite combatir los calambres y los espasmos musculares.
  • Asimismo, su riqueza en vitaminas B, C, y K, y minerales como el manganeso y el hierro, así como su aporte de fibra, lo convierten en una opción sensacional para empezar el día.

Puedes hacerte un rico licuado donde añadir frutos rojos. Las fresas, las cerezas o los arándanos están llenos de fabulosos antioxidantes, muy necesarios para los pacientes con fibromialgia.

3. Jugo de limón con semillas de chía

Ya sabemos que los cítricos son muy adecuados en esta enfermedad, que gracias a sus vitaminas y minerales controlamos los procesos inflamatorios y que, por tanto, reducimos “un poco” el impacto del dolor.

  • Ahora bien, un modo muy acertado de beneficiarnos aún más de los limones, es consumir su jugo natural combinados con una cucharada de semillas de chía.
  • Las semillas de chía son uno de los alimentos más nutritivos que existen porque nos aportan proteínas, fibra, minerales y ácidos grasos omega 3. 

Estos fabulosos nutrientes ayudarán a las personas con fibromialgia empezar el día con la máxima energía.

Descubre 6 remedios naturales que puedes preparar con limón

4. Papaya con almendras

yogur-con-papaya1

Casi el 70% de las personas con fibromialgia sufren también colon irritable. Es necesario, pues, que cuidemos de nuestra salud intestinal y evitemos esos alimentos que, por lo general, tienden a inflamarnos.

Algo que queda claro es que cada persona es un mundo y que, lo que algunos les sienta bien, a otros les inflama o les hincha. Sin embargo, si hay un alimento que nos sienta bien a todos es la papaya.

  • Es nutritiva y digestiva. Si además la combinamos con unas pocas almendras, conseguiremos un desayuno nutritivo y muy saludable.

5. Tortitas de avena para reducir el impacto de la fibromialgia

tortitas-de-avena-

Loading...

¿Te animas a probarlas? Solo necesitas un huevo y harina de avena. Algo tan original y nutritivo nos aportará una gran cantidad de proteínas para sentirnos bien y con muchas fuerzas.

  • No tengas miedo de consumir huevos dos o tres veces por semana, son una fuente natural de energía y proteína que no debes rechazar.
  • A su vez, la avena nos es muy útil por su acción depurativa, por aportarnos una gran cantidad de aminoácidos y por ayudarnos a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Descubre también cómo cuidar tus posturas y combatir el dolor crónico

Junto a esta tortita de avena añade, si lo deseas, un poco de fruta natural, como unas fresas, un poco de mango o incluso melón. Puedes incluir un poco de miel y conseguirás otra opción más para tu desayuno que te encantará probar.

Para concluir, si padeces fibromialgia no dudes en probar múltiples terapias. Siempre habrá alguna que se ajuste a tus características para mejorar tu calidad de vida.

Además, es imprescindible que cuides tu dieta y que empieces el día del mejor modo con estas sencillas propuestas.

También te gustará :)

Leer >>  Método para perder peso rápido: Queme 100 calorías en tan solo 4 minutos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *