La espiritualidad une y las religiones dividen. Lamentarse es perder el tiempo. Hay mucho que aprender. Desde los cuarenta años empieza lo mejor, si eres capaz de darte cuenta de la cantidad de cualidades potenciales que hay dentro de ti.

Entonces te dan ganas de transformarte en bruja. Una bruja es una persona con poder personal. Las brujas sabias afirman la verdad con compasión, y no comulgan con lo que no les agrada, mas no tienen la saña de las mujeres más jóvenes. Ciertos hombres inusuales pueden llegar a ser brujas, los que tienen compasión, sabiduría, humor y no están supeditados al poder.

Las brujas sabias son capaces de mirar cara atrás sin rencor ni dolor; son atrevidas, confían en los presentimientos, meditan a su manera, defienden con firmeza lo que más les importa, deciden su camino con el corazón, escuchan su cuerpo, improvisan, no suplican, ríen. Tienen buena mano con las plantas. Y asimismo con los animales. Primero aprenden a amar lo que hacen, entonces incitan a otros al crecimiento. Saben reconocer lo débil y lo que tiene valor, y asimismo lo que ha de ser podado.

Cuanta más edad, más camino aprendido. La observación compasiva de la vida de los demás te enseña mucho, y las mujeres sabias se pasan mucho tiempo observando. Hay casos, pocos, de sabias desde los 30 o 35, mas esas a los 60 son increíbles. Las mujeres tienen la oportunidad de mudar el planeta en las próximas décadas, mas si no lo hacen ahora, probablemente ya no lo harán. Yo aliento a las mujeres a formar círculos que tengan un componente espiritual. Sencillamente escuchando los inconvenientes, anhelos y temores de otras mujeres y contando los tuyos, adquieres fuerza.

Cuando uno/a está sentado en círculo y en silencio, se da cuenta de que hay una conexión espiritual con poder transformador.  La espiritualidad, la física cuántica y el budismo dicen lo mismo: Todo y todas y cada una estamos conectados y, por lo tanto, lo que cada uno/a haga influye en el mundo”.

Si las mujeres estuviesen implicadas en los procesos de paz, todo sería más fácil, ¡pero si los que negocian son machos alfa! Estamos llenas de recursos muy poderosos a los que no prestamos atención, como el conocimiento intuitivo. Poderes que se pueden desarrollar en los círculos. Ahora te dejamos las reglas de las mujeres sabias, tomado del libro: “Las Brujas no se quejan” de Jean Shinoda.


trece Reglas de las mujeres sabias

1. Las mujeres sabias no viven quejándose, generan cambios.

2. Las mujeres sabias son atrevidas.

tres. Las mujeres sabias tienen buena mano con las plantas.

cuatro. Las mujeres sabias confían en su intuición y respetan la del resto.

5. Las mujeres sabias meditan diariamente y están en comunión con su interioridad.

6. Las mujeres sabias defienden con solidez lo que más les importa.

siete. Las mujeres sabias distinguen su camino también con el corazón.

ocho. Las mujeres sabias dicen la verdad con compasión.

nueve. Las mujeres sabias escuchan su cuerpo.

10. Las mujeres sabias improvisan y juegan.

11. Las mujeres sabias no suplican de manera dependiente.

doce. Las mujeres sabias se ríen juntas.

13. Las mujeres sabias saborean lo positivo de la vida y lo comparten con sencillez.

“Sé auténtica, sé coherente con tu persona interior y descubre qué deseas hacer con tu preciosa vida”

-Jean Shinoda Bolen-

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *