Las madres que son más ‘insoportables’ son las que forman hijas más exitosas

Cuando entre a la adolescencia lo primero que siempre pensaba era que mi mamá era como una enemiga, siempre me gritaba, me hacía hacer el aseo, sacar la basura y encima de todo no me dejaba salir hasta después de las 10. Sí, era bastante controladora y no me gustaba para nada sus “castigos”. Pero, con el pasar de los años, comprendí que esa frase de “luego me lo agradecerás”, fue totalmente cierta. ¡Gracias por ser así mamá!

Una investigación acaba de revelar que las hijas de madres insoportables son las más exitosas en la vida.

Antes de continuar quiero hacer una gran aclaración sobre este tema: ser exitosa en la vida no solo se refiere a lo económico, ser exitosa es llegar a ser mejor persona cada día. Y no, mi mamá no es insoportable, simplemente supo darme los mejores valores y me hizo entender que en la vida hay que tener límites, hay que vivir etapa por etapa y siempre aspirar a enriquecer el alma. 

¿Quieres saber más? Bueno, la Universidad de Essex en Inglaterra, decidió hacer un estudio en el cual se comprobó que las hijas de madres insoportables, tienen más probabilidades de convertirse en mujeres de éxito, comparadas con las hijas de madres permisivas y consentidoras.

>> ¿¿Conoces nuestra App de PNL?? Con ella podrás trabajar y mejorar cualquier aspecto de tu vida con todas nuestras Afirmaciones Positivas #descúbrela #esFree Pincha Aquí <<

¿Cómo llegaron a la conclusión? Hicieron un seguimiento de la vida de 15500 niñas de entre 13 y 14 años, de 2004 a 2010.

 data-lazy-type=
Las que eran hijas de mujeres estrictas, firmes, y que exigían que se cumplieran las reglas, fueron las más propensas en ir a buenas universidades y ganar los mejores sueldos.

Al mismo tiempo, tuvieron muchas menos posibilidades de quedar embarazadas cuando apenas eran adolescentes.

La experiencia le va enseñado a una mujer que se convierte en madre, que los errores no se pueden repetir constantemente. Hay que saber enfrentar el hecho de que no siempre vamos a complacer a nuestros hijos, pero que siempre vamos a querer lo mejor para ellos.

Mi madre dio lo mejor de si misma para mi, y de repente no me dejó salir hasta tarde como a mis demás amigos, o de repente desde pequeña me “exigió” ser ordenada, limpiar mi cuarto e incluso aprender a cocinar. Pero, ¿saben qué? ¡ME SIRVIÓ! y muchísimo.

Así que mamá, infinitas gracias porque todo lo que me has enseñado, me ha hecho la mujer fuerte, decidida, independiente que soy hoy. Gracias por tus valores y tus miles de regaños. Hoy entiendo por qué decidiste “ser la mala de la película” en muchas ocasiones.

No hay nadie más especial en este mundo que tu.

¡GRACIAS POR SER MI MAMÁ!

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading...
Síguenos por la red social que más te guste :)

Send this to friend