La mariposa es el símbolo del alma

La mariposa esta asociada a los viajes entre los mundos en busca del conocimiento, atravesando fronteras y con las experiencias propias de la inconsciencia que nos enriquecen.

“Entre los antiguos, la mariposa era el emblema del alma y de la atracción inconsciente hacia lo luminoso, símbolo del renacer. Una mariposa es símbolo de transformación total, y representa la necesidad de cambio y mayor libertad, y a la vez valentía.

Una mariposa pasa de arrastrarse en la tierra a tocar el celeste azul del firmamento con una sensación de ligereza. En pocas palabras, podría tratarse del mismo significado de la vida humana; al fin y al cabo, todos luchamos por ser mariposas.

La mariposa es símbolo de los “sidhe” y representa una metamorfosis, una transición metafórica de los espíritus que esperan renacer, morir en el otro mundo para nacer en este en un perpetuo intercambio. A estos espíritus que han de volver a nuestro mundo, se les solía representar como a las hadas montados en mariposas, para recordarnos el simbolismo de este aspecto transformador.

Es el símbolo de la transformación total, representa la necesidad de cambio y de mayor libertad y a la vez valentía.

Loading...

En la antigüedad se creía que la transformación asombrosa de la mariposa era similar al viaje del alma de un cuerpo terrenal a un cuerpo espiritual. Es símbolo de inmortalidad, de renacimiento y resurrección. Que una mariposa blanca entre en tu casa en primavera o verano significa que tu suerte va a cambiar para mejor.

En griego su nombre es psyche al igual que alma. Se pensaba que la psyche salía volando de la boca del que muere como si fuera una mariposa. En el sueño es anuncio de buena suerte y prosperidad.

La mariposa simboliza la ligereza, la inconstancia, y la imprudencia. Pero en la mariposa también existe otro símbolo y es el de su transformación desde una repugnante oruga hasta una hermosa y ligera mariposa, con lo que simboliza al alma, a la muerte y al renacimiento bajo una forma más elevada.

El fallecimiento del cuerpo humano es idéntico a lo que sucede cuando una mariposa emerge de su capullo. El capullo puede compararse al cuerpo humano, pero no es idéntico a tu ser real, sino que se trata solamente de la casa donde vive por un tiempo. Morir es mudarse de una casa a otra mucho más bella. Una mariposa que emerge.

La vida es un paseo por una dimensión física en la que compartimos percepciones, sensaciones y emociones que son atesoradas en cada una de las células de nuestros cuerpos y nuestras almas y que se transmutan en aprendizaje y por tanto en crecimiento personal y espiritual. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *