Actualmente parece ser que la autoestima es un tema cada vez más popular; libros para padres, maestros, psicólogos insisten en la necesidad de una autoestima positiva.

Es fácil confundirse al pensar en la autoestima de las personas. El lenguaje utilizado es poco claro, con términos como autoestima y autoconcepto a menudo usados como sinónimos. La dinámica causa y efecto es difícil de comprender; la baja autoestima ¿causa otros problemas en la vida de las personas, o estos mismos problemas favorecen el sentido inestable de su autovalía?

El éxito académico, ¿fomenta la autoestima, o es la autoestima la que contribuye a conseguir un alto estatus social? ¿Se agradan a sí las personas que funcionan bien en las entrevistas de empleo, o rinden mejor en éstas porque se agradan a sí mismas?

Éstas son las preguntas clásicas del huevo y la gallina. Igual que los huevos provienen de las gallinas y las gallinas de los huevos, nos parece que la autoestima proviene de las circunstancias de la vida, y estas circunstancias están decisivamente influidas por la propia autoestima.

RELACIÓN AUTOESTIMA-AUTOCONCEPTO:

La autoestima puede ser diferenciada del autoconcepto. El autoconcepto es el conjunto de elementos que una persona utiliza para describirse a sí mismo. Por ejemplo, una persona podría verse como un buen jugador de fútbol, con aptitudes para la informática, como un estudiante medio. Todas estas facetas serían componentes de su autoconcepto.

La autoestima es la evaluación de la información contenida en el autoconcepto, y procede de los sentimientos de la persona a cerca de todo lo que es él. Por ejemplo, si mi persona valora alto el ser un estudiante excelente pero es un estudiante medio o bajo, su autoestima puede verse afectada. Sin embargo, la misma persona podría valorar el éxito en el deporte y la popularidad por encima de la capacidad académica y, en consecuencia, tener una alta autoestima si es hábil en esas dos tareas. Por lo tanto, la autoestima está basada en la combinación de la información objetiva sobre uno mismo y la evaluación subjetiva de dicha información.

¿¿Jugamos una partida??

Además de ser un componente de la salud mental, la autoestima parece estar asociada al éxito académico. Numerosos investigadores afirman que existe relación entre la evaluación positiva y los niveles altos en la escuela.

Esta relación es todavía mayor cuando examinamos las autoevaluaciones que los alumnos hacen como estudiantes, y que podríamos denominar su autoestima académica. De nuevo, no podemos estar seguros de que una alta autoestima causa niveles buenos, o viceversa, pero probablemente la causalidad actúa en ambas direcciones. La opinión que un alumno tenga de su rendimiento académico influirá en su autoevaluación. A la inversa, el fenómeno conocido como “profecía de autocumplimiento” sugiere que las opiniones sobre uno mismo tendrían un importante efecto en la propia actuación, a veces a pesar de sus habilidades reales.

Podemos examinar la formación de la autoestima pensando en la percepción de uno mismo y en el ideal de uno mismo. La percepción de uno mismo es equivalente al autoconcepto: la visión objetiva de las habilidades, características y cualidades presentes y ausentes. El ideal de uno mismo es la imagen de lo que le gustaría ser, el deseo sincero de poseer determinados atributos.

Leer también >>  Cuánto tiempo caminar para perder peso

Cuando la percepción y el ideal de uno mismo se equiparan, la autoestima es positiva. Por ejemplo, una persona que valora el éxito académico y es un buen estudiante se sentirá bien consigo mismo; tiene una evaluación positiva de sus características reales. A la inversa, una persona cuyo ideal es ser popular pero que en realidad tiene pocos amigos tendrá una baja autoestima. Existe una discrepancia entre la percepción y el ideal que conlleva problemas con la autoestima.

COMPONENTES DE LA AUTOESTIMA:

Sentidos de:

  • Seguridad
  • Autoconcepto
  • Pertenencia
  • Motivación
  • Competencia

Sentido de seguridad: La seguridad de la persona empieza a formarse en la familia. Para ello requiere un ambiente de aceptación y comprensión, así como unas indicaciones de carácter general sobre la línea de conductas que se espera de ellos.

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONA SIN SUFICIENTE SEGURIDAD:

  • Manifestación de timidez excesiva.
  • Tiene dificultad de separarse de personas o situaciones que le amparan.
  • Exteriorizan síntomas de nerviosismo delante de situaciones determinadas que, desde su subconsciente, se conectan con recuerdos de sufrimiento y que por lo tanto le asustan.
  • Manifiesta resentimiento contra la autoridad.
  • No está seguro de lo que se espera de él/ella.
  • Considera que no hay justicia hacia él/ella y hacia cualquier cosa que haga.
  • Se resiste a probar nuevas experiencias.
  • Tiene dificultad en aceptar cambios de cualquier tipo.
  • Tiene dificultad en mantener contacto con los ojos o a tener contacto físico.
  • Rechaza las directrices que se le dan.

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONA CON BUEN SENTIDO DE SEGURIDAD:

Tiene tendencia a:

  • Sentirse abierto a los cambios.
  • Sentirse cómodo con el contacto físico de las personas que quiere.
  • Sentirse cómodo tomando riesgos y buscando alternativas.
  • No tener problemas ante la separación de personas.
  • Aceptar las directrices que recibe.
  • Saber darse cuenta de lo que se espera de él/ella.

Sentido de autoconcepto: Este componente se refiere a la imagen que la persona se forma de sí.

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONA CON AUTOCONCEPTO LIMITADO:

  • Exceso deseo de complacer a los demás.
  • Utilización de excusas para justificar un comportamiento determinado.
  • Se siente incómodo aceptando cumplidos: niega o rebaja su importancia.
  • Tiene dificultad para expresar sentimientos o emociones.
  • Se queja de los demás. Temor a asumir las propias responsabilidades.
  • Tiene un conocimiento de sí muy limitado, rehuye la introspección.

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONA CON UN BUEN AUTOCONCEPTO:

  • Sabe en quién confiar y lo hace.
  • Se siente cómodo al conectar con la mirada de los demás.
  • Está abierto a tomar decisiones.
  • El miedo a las críticas de los demás no le afecta, ya que sabe lo que es, lo que quiere y lo que puede conseguir con los recursos que tiene.

Sentido de pertenencia: La pertenencia es el sentimiento de aceptación por parte de los demás. Si las personas se sienten aceptados y queridos en la familia adquieren más facilidad para socializarse e integrarse en su entorno.

Loading...

COMPORTAMIENTO DE LA PERSONA CON ESCASO SENTIDO DE PERTENENCIA:

  • Se aísla de los demás.
  • Tiene dificultad para iniciar o mantener amistades.
  • Tiende a relacionarse con objetos o animales en lugar de con personas.
  • Es prepotente, sarcástico, no colabora e intenta atraer la atención de los demás.
  • Se deja influir fácilmente por los demás o intenta controlarlos.
  • Tiende a actuar desde la competitividad más que desde la colaboración.
  • Tiene tendencia a la crítica destructiva.
Leer también >>  Cómo detener una migraña de forma inmediata utilizando sal

LA PERSONA CON BUEN SENTIDO DE PERTENENCIA:

  • Es capaz de iniciar contactos con las personas con las que desea relacionarse.
  • Demuestra sensibilidad y comprensión hacia los demás.
  • Demuestra habilidad para compartir y cooperar.
  • Se siente cómodo en los grupos.
  • Acepta a las personas como son, sin intentar controlarlas.

Sentido de motivación y finalidad: Impulsa a las personas a actuar de una determinada forma y a proponerse unos objetivos específicos, efectivos, concretos y alcanzables.

CARACTERÍSTICAS DE PERSONAS CON ESCASO SENTIDO DE FINALIDAD Y MOTIVACIÓN:

  • Muestra falta de iniciativas.
  • Parece a menudo aburrido, ya que no ve ni busca alternativas o soluciones.
  • No se pone objetivos de actuación.
  • Pregunta: “¿Para qué sirve esto si no me interesa?”
  • Se siente inútil y sin capacidad.
  • Raramente lleva su trabajo de forma satisfactoria.
  • Siente que no es capaz y que por lo tanto no vale la pena intentarlo.
  • Tiene dificultad para tomar sus propias decisiones.
  • No se preocupa por la calidad el trabajo que hace.
  • No asume sus responsabilidades y tiende a achacar sus fracasos a los demás, a las circunstancias.

CARACTERÍSTICAS CON ELEVADO SENTIDO DE MOTIVACIÓN Y FINALIDAD:

  • Tiene un buen sentido hacía dónde le conviene ir y cómo actuar.
  • Se siente motivado a emprender nuevas actividades, a buscar soluciones.
  • Toma sus decisiones.
  • Toma la responsabilidad de sus acciones.
  • Está abierto a las oportunidades que se le presentan.
  • Se marca objetivos realistas y va a por ellos. Es consciente de que está en un proceso de aprendizaje y no se deja desmotivar por errores, equivocaciones o fracasos.

Sentido de competencia personal: Es la convicción de que se está lo suficientemente capacitado y preparado para hacer frente a cualquier situación que se nos presente aunque sea imprevista.

PERSONA CON INSUFICIENTE SENTIDO DE COMPETENCIA:

  • Excesiva dependencia de los adultos.
  • Renuncia fácilmente a continuar lo que está haciendo ya que no tiene fe en conseguirlo.
  • Utiliza a menudo frases como “yo no soy capaz, yo no puedo”.
  • Carece del sentido de que puede pedir ayuda y apoyo a los demás.
  • No se atreve a asumir riesgos.
  • No se compromete a trabajos o tareas por miedo a fallar.

PERSONA CON BUEN SENTIDO DE COMPETENCIA:

  • Es consciente de sus destrezas, virtudes y debilidades.
  • Comparte su ideas y opiniones con los demás, confiando en que son interesantes.
  • Muestra sentido de deportividad y acepta fallos y derrotas.
  • Reconoce sus éxitos, los ensalza y es capaz de hablar positivamente de ellos.

 

Categorías: Superación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *