Piedras preciosas

Las tres únicas piedras o gemas consideradas preciosas –además del diamante- por los factores anteriores son el rubí, la esmeralda y el zafiro azul.

Décadas atrás, también se consideraba la amatista como una piedra preciosa, pero después del descubrimiento de los enormes yacimientos en Brasil pasó a formar parte del grupo de las piedras semipreciosas, al no ser tan escasa y rara.

 

RUBÍ

Piedras preciosas.  RubíSu denominación proviene del latín ruber, que significa rojo. Su principal característica es el intenso y brillante color rojo que su propio nombre indica. Este color es debido a los metales que lo componen, el hierro y el cromo. Pertenece a la familia del corindón –igual que el zafiro- y tiene una dureza de 9 en la escala de Mohs. Es la piedra de mayor dureza después del diamante.

Facilita el desarrollo espiritual y sentimental.  Atrae el honor y la inteligencia, es el tercer ojo de Buda para vislumbrar el futuro.

Es la llamada piedra de la confianza. Portadora de buena suerte en el juego y en el amor.

Ahuyenta los malos pensamientos, aleja la tristeza y reprime la lujuria. Previene contra la falta de control y la agresividad.

ESMERALDA

Piedras preciosas.  EsmeraldaSu nombre proviene del persa; su significado es “piedra verde”.

La esmeralda ha sido siempre muy valorada, ya que, a pesar de que existían otras piedras verdes, la única cristalina era la esmeralda. En la actualidad, conocemos otras piedras cristalinas de color verde, pero ninguna de ellas es comparable en color y transparencia a la esmeralda. Pertenece a la familia del Berilio y tiene una dureza de 8 en la escala de Mohs.

La esmeralda simboliza abundancia, es un buen equilibrador emocional, purifica e espíritu. Actúa como estabilizador y tranquilizante interno. La esmeralda es una piedra de efectos calmantes y tranquilizante.

Desde la antigüedad se le atribuye la capacidad de neutralizar venenos.

 

ZAFIRO AZUL

Piedras preciosas.  Zafiro azulComo el rubí, pertenece a la familia del Corindón. Su característica distintiva es su intenso color azul; aunque existen zafiros de otras tonalidades, el más valorado y apreciado es el zafiro azul. A cualquier Corindón de color distinto al rojo se le denomina zafiro; de ahí que se adjetive y se le denomine zafiro azul.

El zafiro se le conoce como la piedra de los comerciantes, proporciona éxito a quien la lleva.

Activa el sentido de la verdad y de la sabiduría. Eleva la conciencia y ayuda a sintonizar con el ser superior, los cuerpos astrales y los emocionales.

Ayuda a las personas dispersas a concentrarse y mantener la atención.

Loading...