Fotógrafa documentó de perfecta forma la depresión de su esposo en una serie de íntimas imágenes

La fotógrafa Maureen Drennan documentó con íntima serie fotográfica la constante lucha de su esposo con la depresión, y su propia postura y batalla por tratar de entenderla. Llamó al proyecto “El mar que nos rodea” y ha sido objeto de alabanzas y críticas negativas por igual, al ser acusada de exponer demasiado su intimidad. Indudablemente, el resultado es sublime.

Loading...

El nombre del proyecto fue tomado a partir de un verso del poema de amor La noche en la isla, del gran Pablo Neruda.

depression-photography-maureen-drennan-14 2
Maureen Drennan
depression-photography-maureen-drennan-15 2
Maureen Drennan

Inspirada en el poema, Maureen intercala imágenes de su esposo, Paul, con imágenes de Rhode Island e Block Island, en donde ella creció. Los paisaje son los adecuados para lo que busca reflejar.

depression-photography-maureen-drennan-16 2
Maureen Drennan
depression-photography-maureen-drennan-17 2
Maureen Drennan

La aridez y destierro en que se encuentra la isla funciona como una representación física de lo distanciada que Maureen se sentía con su esposo.

depression-photography-maureen-drennan-18 2
Maureen Drennan
depression-photography-maureen-drennan-19 2
Maureen Drennan
depression-photography-maureen-drennan-20 2
Maureen Drennan

Busca proyectar de una manera tangible el estado interior de Paul durante su depresión y que para muchos resulta incomprensible.

depression-photography-maureen-drennan-21 2
Maureen Drennan
depression-photography-maureen-drennan-22 2
Maureen Drennan

La serie fotográfica sirve como un recordatorio de lo frágiles que somos los seres humanos y lo difícil que nos resulta comprender las condiciones ajenas, sin importar lo cercanos que seamos a ellos.

depression-photography-maureen-drennan-23 2
Maureen Drennan
depression-photography-maureen-drennan-24 2
Maureen Drennan
depression-photography-maureen-drennan-13 2
Maureen Drennan

¿Te impresionaron?

Leer también >>  En la vida tendrás dos amores…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *