Flores de Bach para trastorno de Deficit de Atención

El Síndrome de Déficit Atencional (TDA) se presenta en niños con una inteligencia normal y está caracterizado por una serie de síntomas como la falta de atención, impulsividad, intolerancia a la frustración y en ocasiones hiperactividad y trastornos del aprendizaje. Afecta al 5-10% de los niños, pero parece ir en franco aumento. Se presenta aproximadamente a partir de los 3 años de edad, pudiendo tener manifestaciones de algunas otras conductas que para los padres resultan muy preocupantes como la ansiedad, agresividad, alteraciones del comportamiento y desadaptación social.

Los padres de los niños con TDAH observan las primeras dificultades en el aprendizaje, sus constantes olvidos, problemas de comportamiento, falta de conciencia de normas, algunas dificultades en las destrezas motoras y la inatención que se va haciendo cada vez más evidente.

Es muy frecuente, al tratar niños con problemas de aprendizaje, encontrar algunos patrones emocionales en desequilibrio dentro del ambiente donde el niño se desenvuelve. El niño es el reflejo de lo que nosotros los adultos proyectamos en él. Una terapia familiar genera mejores resultados, puesto que se fortalecen los lazos familiares y la comunicación.

A continuación veremos algunas flores que se utilizan con frecuencia en los tratamientos de niños con trastornos de aprendizaje Sin embargo cada niño es un ser complejo y va a necesitar otras esencias que tengan relación con su personalidad, su emotividad y con su manera de enfrentar la vida, tanto de él como su familia.

Siempre debemos recordar que los niños son nuestro bien más preciado y una infancia feliz nos da una gran ventaja para educar un adolescente consiente y permitir el desarrollo de un adulto emocionalmente estable.

ayudar_nino_colegio

Algunas Flores de Bach usadas en esta terapia:

  1. Clematis: Esta esencia es muy utilizada para ayudar a niños con problemas de concentración y memoria, ya sea que padezcan déficit atencional o que simplemente son muy soñadores y “andan siempre en las nubes”, por lo que olvidan donde dejaron sus útiles escolares o las instrucciones de las labores escolares o domésticas.
  2. Impatiens: Recomendada para el tratamiento de niños ansiosos, irritables e hiperactivos que van de un lado a otro, que hacen muchas cosas a la vez, se aburren con facilidad y dejan las tareas a medias. Esta esencia les ayuda a tranquilizarse, a disfrutar y concentrarse en el momento presente.
  3. Chestnut Bud: Para aquellos niños que sienten que no entienden, que se cierran ante una explicación y que suelen decir “¡No sé! ¡No entiendo!”, cuando después de varias explicaciones no logran captar y fijar el aprendizaje.
  4. Vervain: Esta esencia les libera del hiperentusiasmo, les ayuda a aceptar las normas, hacer las cosas con moderación, les facilita el contacto con los demás.
  5. Holly: Para que los niños aprendan a no estar a la defensiva, para disminuir la rabia en ellos desarrollar la empatía con el entorno, porque como sabemos, estos niños suelen ser muy insensibles a las necesidades de los demás.

Via: buscaterapias.cl