Seguro anhelas cosas nuevas en tu vida, la cuestión es que a fin de que eso ocurra primero hay que liberar espacio de lo que ya existe en ella ¿lo habías pensado? Este es el principio de la abundancia y deseo compartirte todo a este respecto.

Muchas personas acostumbran guardar cosas “por si después las necesitan”, es cierto que debemos ser previsores mas este principio es claro: no llegan cosas nuevas a tu vida porque NO hay espacio.

La realidad es que no llega alegría por guardar resentimientos. Vivimos con remordimientos de cosas que por más que deseemos, no podemos corregir, no podemos retornar en el tiempo y nos estancamos viviendo etapas de la vida o bien instantes que difícilmente volverán  y olvidamos vivir el presente.

Limpia los cajones y armarios de tu casa y oficina, agasaja lo que ya no utilizas, no te agrada o no te queda, la actitud de guardar lo que no sirve daña toda tu vida.

No son los objetos guardados los que estancan tu vida, sino más bien el significado de la actitud de guardar. Con relación al hábito de guardar para el futuro, ser previsor, por supuesto que es bueno, siempre y que lo que se guarde pueda tener alguna utilidad. Es bueno estar preparados para alguna falta  que pueda presentarse y tener de qué manera encararla. Guardar ejerciendo el hábito del ahorro  es algo sumamente positivo. Guardar artículos que más tarde pueden precisarse, también; siempre que tengamos la conciencia de que así será, pues  exactamente cuando se pierde esa razón, empezamos a acumular cosas inservibles hasta formar  un verdadero muladar a nuestro alrededor.

Leer también >>  ¿Y si enseñamos a las niñas a ser valientes, en lugar de ser perfectas?
Loading...

Cuando guardamos en demasía y sin medida estamos dando pie a la idea de falta, de falta. Es meditar que mañana “eso” va a poder faltarnos y que no vamos a tener de qué manera proveer la necesidad. Lo grave es que esta idea manda dos mensajes al cerebro:

1.- No confías en el mañana.

dos.- Piensas que lo nuevo y lo mejor no son para ti, eres feliz guardando cosas viejas y también inútiles.

Haz espacio para la abundancia en tu vida y en tu hogar, desecha los vicios y las malas actitudes para poder vivir mejor. Asimismo te sugiero que hagas un espacio más digno en tu ambiente, evita cajones y espacios lleno de cosas que no te sirvan, tíralas, dónalas, desaparécelas de tu vista para tener más clara tu vida.

¿No crees que  esta forma de vivir sería mejor para todos?

Te recuerdo el proverbio chino que dice: “Para poder tomar un buen vino en una copa que se encuentra llena de té, primero hay que tirar el té y después servir y beber el buen vino”.

Ánimo, hasta la próxima.

Categorías: Superación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *