Los increíbles cambios ocasionados en nuestro cerebro por dejar de hacer ejercicio

Si estas pensando en dejar de hacer ejercicio, no lo hagas!! La mayoría de nosotros conocemos de los múltiples beneficios que realizar actividades físicas trae a nuestro organismo, sin embargo también debemos saber que si queremos aprovechar estos beneficios, tenemos que hacer ejercicio de forma periódica, aunque algunos expertos aseguran que con 150 minutos de ejercicio a la semana es suficiente para mantenernos sanos.

Debemos saber administrar nuestro tiempo de entrenamiento físico, durante distintos días de la semana, ya que se recomienda entrenar un mínimo de tres días a la semana para alcanzar cambios importantes, aunque existen muchas personas que disfrutan de realizar ejercicio físico prácticamente todos los días de la semana y logran excelentes resultados.

A pesar de que las actividades físicas nos ayudan a mantener en forma nuestro cuerpo, también sirven para hacer funcionar de mejor manera a nuestro cerebro. No obstante hoy hablaremos de algo de lo cual no hay mucha información, y es precisamente que ocurre en nuestro cerebro cuando dejamos de hacer actividades física, luego de que estamos acostumbrados a una rutina.

¿Por qué el ejercicio es beneficioso para nuestro cerebro?

Una de las principales razones de porque la actividad física, especialmente los ejercicios aeróbicos benefician a nuestro cerebro en gran medida es que esta estimula la neurogénesis, gracias a este proceso nuestro organismo es capaz de producir nuevas neuronas con el fin de reemplazar aquellas que perdemos a lo largo de nuestra vida, lo que permite que nuestro cerebro se conserve mejor.

Gracias a la acción de la neurogénesis, también podemos mantener saludables nuestras conexiones neuronales y nerviosas, lo que nos permite tener una respuesta más veloz, pensar con mayor coherencia, mantener nuestra motricidad fina e incluso beneficia nuestra memoria a corto y largo plazo facilitando nuestro aprendizaje, sin importar nuestra edad.

Aparición de células gliales

Otro beneficio que genera la actividad física en nuestro cerebro es que acelera la producción natural de células gliales, las cuales permiten que nuestro cerebro haga nuevas conexiones neuronales, lo que es maravilloso para nuestro procesamiento de información, así podremos entender con más claridad y recordar de forma más exacta.

Tanto la producción de nuevas neuronas, como la de células gliales se debe a que mientras realizamos actividad física nuestra circulación sanguínea en las áreas cercanas al cerebro aumenta considerablemente, de esta manera nuestro cerebro recibirá uno de los elementos más necesarios para su funcionamiento, el oxígeno.

Incluso investigaciones recientes han confirmado que realizar ejercicios periódicamente contribuye de forma directa a la aparición de nuevos vasos sanguíneos en nuestro cerebro, así este recibirá mayores niveles de oxígeno y tendrá una mejor circulación, otro beneficio importante es que el ejercicio nos permite aumentar en gran medida nuestros niveles de concentración.

Ahora que ya conocemos un poco acerca de lo que en verdad ocurre en nuestro cerebro cuando hacemos algún tipo de actividad física o deporte, hablaremos acerca de que es lo qué ocurre a nivel cerebral cuando dejamos de practicar ejercicios, y cuáles son sus consecuencias a corto y a largo plazo.

¿Qué ocurre en nuestro cerebro cuando dejamos de hacer actividad física?

Cabe destacar que aunque nos mantengamos en forma y realicemos ejercicio periódicamente sus efectos y beneficios no son eternos, sino todo lo contrario suelen desvanecerse rápidamente, especialmente en personas que son muy activas físicamente, debido a que su cerebro está acostumbrado a recibir una cantidad mayor de oxígeno al ejercitarse periódicamente.

Según los resultados de un experimento realizado en personas que tenían mínimo quince años seguidos realizando ejercicio un aproximado de cuatro horas a la semana, basta tan solo con unos diez días de inactividad física, para que su circulación sanguínea disminuya considerablemente en más de seis regiones distintas del cerebro, las cuales regulan diferentes funciones.

También se pudo apreciar con gran facilidad como estas personas tenían ciertas dificultades o tardaban más tiempo en reconocer cualquier tipo de objeto, figura, rostro o incluso símbolo, otro cambio importante que se pudo determinar es que las personas experimentan un gran desmejoramiento en su proceso visual lo cual afecta su desempeño diario.

Otra área bastante afectada del cerebro debido al abandono de la actividad física es el lóbulo parietal inferior, esta parte del cerebro es la responsable de que podamos interpretar la información de forma adecuada y tener una percepción más eficaz de nuestros sentidos, esta área del cerebro también nos permite interpretar las emociones expresadas a través de los gestos.

Los efectos de dejar de hacer ejercicio pueden ser tan perjudiciales para nuestro cerebro, que incluso se pudo determinar que las personas que participaron en el experimento, empezaron a olvidar varias palabras y les costaba mantener una conversación por más de algunos minutos.

Leer >>  Los 3 mejores alimentos para tu amor propio

Según los científicos que llevaron a cabo este experimento, estos efectos son bastante preocupantes, debido a que todos estos efectos empezaron a ser notables tan solo unos cuantos días después, así que pasar largos periodos de tiempo sin realizar actividades físicas puede ser realmente dañino para nuestra salud física y mental así hayamos practicado ejercicio por años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *