Tenemos la tendencia de hacer del apego una forma de vida, se nos hace difícil tener algo que nos guste y no generar apegos, se nos hace difícil estar con alguien y no temer perderlo, vivimos en un estado natural que nos hace aferrarnos a lo conocido, aunque esto no sea necesariamente positivo para nuestra vida.

Hacernos conscientes de que todo es impermanente y que los apegos solo nos generan sufrimiento es una forma de liberarnos y dirigirnos cara la auténtica libertad.

libertad

Cuando adoptamos como forma de ser el desapego, maravillosas cosas se manifiestan en nosotros:

Nos tomamos la vida más a ligera: Comprender que todo es transitorio nos da una herramienta de valoración ante la vida, nos dejará vivir cada momento sin complicarlo.

Apreciar más nuestro presente: Disfrutaremos más de lo que vivimos, de lo único que está a nuestro alcance que es nuestro presente.

Conocernos: Cuando vemos a qué estamos apegados y su porqué nos permite descubrir y comprender nuestras creencias, lo que basa cada uno de ellos de nuestros pensamientos y observarlos nos deja, aparte de alterarlos, conocernos.

Adecentar nuestros sentimientos: Dejar ir la nostalgia, la tristeza, el rencor, el temor, la culpa… y darle espacio solo a sentimientos que nos alimenten y nutran nuestra ánima, liberará nuestro corazón de sufrimiento.

mujer-con-estrellas

Alejarnos del ego: Aquel que se hace cargo de deformar todas las cosas, de suspendernos en una bola de humo, donde todo cuanto está allí es irreal, distanciarnos de él nos conduce a la autorrealización, a la busca de lo que realmente es trascendente y también esencial.

Liberarnos de los miedos que embargan en nuestra mente: Nos damos cuenta que temer no tiene sentido, que tememos por los apegos que hemos generado en nuestra psique.

Abrirnos paso a nuevas oportunidades: Cuando decidimos soltar, de forma cíclica abrimos los canales para que nuevas cosas lleguen a nuestras vidas.

Conectarnos con nuestra esencia: Hacernos conscientes de que nuestra vida trasciende más allá de lo que conocemos nos hace confiar en el proceso de la vida, nos hace perder el miedo ante la muerte, ante las enfermedades, nos hace sentirnos uno con el cosmos.

¿De qué forma seré feliz mientras que estos guardianes de la prisión del samsara que me torturan y torturan en los avernos y en otros lugares continúan en mi psique en la red del apego?”
―Shantideva

liberty-painting1

Todo cambia, tarde que temprano, todo cambia, ajustar nuestra psique a este principio nos va a hacer transitar nuestro camino con una actitud más dispuesta a aceptar esos cambios, sin generar en nosotros el dolor por un pasado al que no tenemos alcance, o la sofocación por un futuro dudoso.

La práctica del desapego nos llevará de la manera más cómoda a nuestra libertad.

setenta y nueve

Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *