¿Cómo cierras la mano?

 La forma en la que colocamos los dedos es una expresión de nuestros rasgos de carácter y también muestra cómo somos en la relación de pareja.

Si has elegido A
Tienes una personalidad sensible, una fuerte imaginación y eres inseguro. Deseas ser protegido y tratado con sinceridad. Te gusta ayudar a la gente, eres entusiasta, desprendes energía, eres curioso, aventurero, divertido y no te tomas demasiado en serio a ti mismo.
A la vez deseas formar parte del grupo, ser reconocido y aceptado. A veces eres demasiado agradable y corres riesgo de que los demás se aprovechen de ti. Lo que quieres es muy simple: que los demás sean sinceros. Sabes quién te trata bien y quién te trata mal.
En cuanto al amor, te cuesta expresar tus sentimientos. Si tu pareja siente que le amas un 30%, en realidad le estás amando un 50%. Tus sentimientos quedan muchas veces diluidos y escondes tus emociones. Siempre tratas bien a la gente, y no eres egoísta.
Si has elegido B
Estás lleno de talento, eres creativo y tienes un encanto especial que te hace tener muchos amigos. Eres generoso, inteligente, eres seguro de ti mismo, tu autoestima es muy fuerte y te preocupas mucho por el poder. Trabajas duro, eres obstinado y tienes grandes ideales.
A la vez tienes un corazón frágil que a veces te impide acercarte a las personas por miedo a pasarlo mal. Tienes grandes expectativas, pero mucho miedo al fracaso, y muchas veces necesitas del ánimo de los demás. Eso es lo único que pides en tus relaciones: que te apoyen.
Respecto al amor, sueles pensar en tus errores y en el pasado, lo que puede hacer que caigas en grandes momentos de tristeza. Siempre quieres tener pareja, pero muchas veces te lo impides a ti mismo.Amas a tu pareja, pero como temes que te odie o que se canse de ti, actúas como si no la quisieras. Te haces el duro.
Si has elegido C
Eres muy creativo, fuerte, ágil, comunicas muy bien, eres emocional, práctico y sabes apreciar el arte y lo bello de la vida. A veces eres demasiado voluble y sensible. Eres muy bueno manipulando y eres muy inteligente.
Casi siempre estás callado, pero es parte de tu dulzura. Prefieres sacrificarte antes de que alguien sufra. Eres flexible y muchas veces vives en tus sueños.
En el amor quieres tranquilidad, al igual que en el resto de tu vida. Tu gran debilidad es tener un corazón débil: siempre perdonas si te han hecho daño, pero solo si se han disculpado de verdad contigo.
 mentalfeed.com

También te gustará :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *