Aquí te mostramos qué significa tu grasa corporal dependiendo del lugar donde la almacenas

Tener un exceso de grasa corporal puede presentar un riesgo importante para nuestra salud, y no hay que ser obeso para padecer de ello: muchas personas delgadas tienen un índice de masa grasa elevado y una baja composición muscular. Es por eso que hay que estar atentos y monitorear la composición corporal con un nutricionista cada cierto tiempo. La clave es comer bien (no hacer dieta), beber mucha agua y hacer ejercicio por lo menos 3 veces por semana.

No todos guardamos grasa de la misma forma y no todos la almacenamos en el mismo lugar: algunas personas ganan peso sólo en la panza, mientras que otros ganan peso y grasa en las piernas o caderas.

Existen diferentes formas de bajar los niveles de grasa y diferentes causas para su almacenamiento y eso es lo que puedes ver en esta guía visual:

Aprende-A-Eliminar-La-Grasa-De-Tu-Cuerpo-Dependiendo-Del-Número-Que-Seas--2
Macarena Salinas / UPSOCL

En mi caso, por ejemplo, soy el número cuatro. Cuando gano peso todo mi cuerpo se mantiene relativamente delgado, excepto mi panza, que demuestra que he estado comiendo mucha comida basura o golosinas de forma muy rápida.

¿Quieres saber qué significa cada uno de estos números? ¡Identifica el tuyo y sigue leyendo!

1. Mala alimentación, exceso de grasas

Macarena Salinas / UPSOCL
Macarena Salinas / UPSOCL

No importa que tanto ejercites, si tu alimentación no es la adecuada siempre tendrás niveles elevados (y peligrosos) de grasa corporal. La grasa abdominal es especialmente peligrosa ya que, al mezclarse con nuestros órganos, va incidiendo en ellos y causando enfermedades. Es algo que va mucho más allá de lo estético. Acércate a un nutricionista y pide ayuda para cambiar tu dieta: te sorprenderá lo bien que te sentirás.


2. Muchos nervios y ansiedad

La depresión, el estrés y la ansiedad pueden generar un impacto profundo en el cuerpo al aumentar los niveles de la hormona del estrés, el cortisol. Adicionalmente, el estrés nos hace querer comer cosas dulces todo el tiempo, lo que contribuye a aumentar nuestra ingesta de grasas malas. Intenta hacer más ejercicio para controlar la ansiedad y la depresión: al principio será difícil, pero una vez que termines te sentirás mucho mejor ¡Endorfinas gratis!

Loading...

3. Predisposición a guardar grasa en la zona de los glúteos

Macarena Salinas / UPSOCL
Macarena Salinas / UPSOCL

Suele ocurrirle con mayor frecuencia a las mujeres, especialmente si están pasando por la menopausia o tienen problemas hormonales. Para eliminar esta grasa se debe evitar fumar, beber,  y pasar mucho tiempo inactivo. Los ejercicios con pesas pueden ayudar a aumentar el tono y reducir la grasa de esta área.


4. Metabolismo lento

A las personas con problemas de metabolismo la grasa se les suele acumular en todo el estómago. Lo ideal es acercarse al doctor para identificar cuál es el problema específico, ya que los temas del metabolismo pueden afectar mucho más que solo el peso. Intenta reducir el consumo de bebidas alcohólicas, azúcares y grasas. 


5. Mala circulación

Macarena Salinas / UPSOCL
Macarena Salinas / UPSOCL

Tiende a ser hereditario y se relaciona con cuerpos o extremidades que se ven hinchados. Es más común en mujeres embarazadas o personas con mala circulación. Asegúrate de beber mucha agua y subir escaleras o salir a caminar. El ejercicio extra mejorará la circulación.


6. Sedentarismo extremo

Este es el caso, en general, de la gente que es muy sedentaria. Si no te mueves, no haces ejercicio y comes comida poco saludable (o un exceso de calorías) aumentarás tu cantidad de grasa corporal de forma pareja en todo tu cuerpo. Intenta controlar tus porciones, comer más verduras y frutas y comenzar con ejercicio ligero, como una caminata de 30 minutos 3 veces por semana. La idea es hacer cambios paulatinos e ir de a poco.

**Este artículo no busca reemplazar la consulta con un profesional. Si tienes problemas de sobrepeso, no dudes en visitar a tu doctor y a un profesional en el área de la nutrición. No comiences un nuevo plan de entrenamiento sin consultarlo con tu doctor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *